Comentarios de padres

“Mi Nombre es Natalia y mi hija se llama Sol. Ambas ingresamos a Miró en Marzo del 2015.

Sol asiste a Miró Anexo en nivel 2 años y yo trabajo en Miró Central como Auxiliar docente. Cuando llegamos al Jardín vinimos cargados de dudas y miedos dado que ya teníamos experiencia en un colegio la cual no fue del todo gratificante.

Para nosotras no fue solo una adaptación al centro, sino también al estar separadas porque el año anterior ella iba al mismo colegio que yo y yo era prácticamente “su maestra”.

En Miró, frente a cada duda y cada miedo, siempre nos sentimos súper contenidos;  tanto las maestras como las directoras nos hicieron sentir una más y nos brindaron la seguridad que necesitábamos sentir.

Siempre se muestran atentas, preocupadas y eso como padres nos hace saber que nuestro tesoro está en muy buenas manos. Contamos con la ventaja de que Sol habla y se expresa de forma muy clara y cuando nos cuenta su día a día nos damos cuenta que la mejor opción fue enviarla a Miró.

Estamos eternamente agradecidos con todos los integrantes del jardín y por su dedicación y amor.”

Natalia (Auxiliar docente de doble turno y mamá de Sol, alumna doble turno de nivel 2 años)

 

—————————————————————————————————————————————————————————————————————————— 

Emiliano comenzó a ir a Miró con 7 meses, ahora tiene 13 meses.  Me sorprendió la rapidez con la que se adaptó a ese nuevo espacio…En realidad somos los adultos los que a veces nos cuestan más los cambios. Para mí es fundamental saber que Emiliano comparte con otros niños/as, que disfruta de jugar, que cuenta con el afecto y el cariño de sus maestras y talleristas. Valoro la metodología de trabajo que impulsan, teniendo como eje principal el desarrollo integral del niño, a través de lo lúdico, la música, el desarrollo motriz de cada niño/a,  el acompañamiento  y la confianza. Siempre encuentro en el equipo de Miró la posibilidad para el intercambio, el espacio para plantear mis dudas y preocupaciones, y sobre todo, la tranquilidad de que Emiliano está en su segunda casa.

Natalia (mamá de Emiliano, niño de nivel bebes)

—————————————————————————————————————————————————————————————————————————— 

“Sofía acaba de cumplir los dos años e ingresó al Miró con apenas 5 meses, para ella el jardín es su casa. Como padres no hay tranquilidad mayor que ir a trabajar todos los días sabiendo que tu hija no solo está bien cuidada y segura, sino que está feliz. Todos los días vuelve contenta y siempre nombra a sus maestras y amiguitos, la sonrisa de mi gordita es la garantía de cómo pasa todas las mañanas.Para muchos padres, el pensar en un Jardín para nuestros hijos nace de una necesidad, debemos optar entre que una persona que se quede en casa o llevarlos a un jardín de infantes. Nosotros siempre fuimos de pensar que nuestra hija iba a estar mejor con otros niños, con un staff de personas que se prepararon para estar con ellos (maestras, psicólogas, psicomotricistas, talleristas, etc) y el Miró reafirmó nuestro punto de vista: Sofía está continuamente estimulada, es una niña creativa, activa y socializa con los otros niños muy fácilmente. En el Miró la conocen, y no solo por el tiempo que llevamos con ellos, sino porque se preocupan por entender a cada niño.

Gracias a todas por lo que hacen todos los días, porque la dedicación y el amor que brindan y por el apoyo que le brindan a las familias.”

Mariana y Favio
Papàs de Sofia

——————————————————————————————————————————————————————————————————————————

“Carmela ingresó a Miró en marzo de 2012, con 1 año y medio cumplido. La adaptación fue rapidísima. Si bien ella es una niña sociable, creo que el Jardín contribuyó a que se adapte bien a la nueva rutina. Siempre va contenta, se divierte y le motivan las actividades que propone el jardín.

Creo que Miró tiene una propuesta acorde a las edades de los niños. Trabajar con grupos chicos les permite dar la contención necesaria a los niños que son casi bebes, y necesitan mucha atención. Además colaboran en la incorporación de rutinas y en el seguimiento de nuevos hábitos como ir al baño, lavarse los dientes, etc.
Por otro lado, las directoras y maestras son jóvenes y entusiastas, y esta característica se refleja en la forma de trabajar y en la variedad de propuestas.
La pijamada fue una experiencia muy buena, se quedaron todos los compañeros la noche entera! volvieron con muchos cuentos, muy divertidos! Además de los paseos al teatro, la granja… Siempre vuelve contenta porque paso muy bien!

El año que viene Carmela no va a seguir en Miró porque nos mudamos lejos, y realmente nos va a costar el cambio, a nosotros como padres, por la tranquilidad con la que dejamos todos los días a Carmela, y sin duda a ella, que ya hizo amigos y considera al Jardín como su segunda casa!”

Un beso grande y gracias por todo, como siempre!!

Ramiro y Leticia

—————————————————————————————————————————————————————————————————————————— 

“Mi nombre es Jimena, y mi hija comenzó a ir al Jardín Miró desde los 18 meses…
Visité cómo cinco jardines diferentes, todos tenían defectos, pero desde el momento que entre al Miró, fue tan linda la acogida, disposición y dulzura que me brindaron en atenderme, que decidí “éste es el lugar donde me gustaría que pase todas sus tardes”.
Es un Jardín que trata una disciplina excelente con el tema educativo. Tienen todos los días una actividad diferente, música, plástica, psicomotricidad, etc.
Y veo cada día la evolución que ha tenido en el mismo, y eso me pone muy feliz.
Todas las chicas son divinas, no tengo palabras para agradecerles todo lo que han hecho por mi hija, siempre tuvimos su apoyo, y gran disposición.
Recomiendo el Jardín Miró con los ojos cerrados.
Para mi, es el mejor!!!

Jimena